Causas del Estreñimiento

Causas del Estreñimiento

El estreñimiento Aunque no es considerado como una enfermedad, sí puede ser la causa de gran cantidad de enfermedades por la autointoxicación orgánica que ocasiona.

La no correcta evacuación, además de producir muchísimas molestias, como la distensión abdominal, la formación de cantidad de gases, la sensación de plenitud y llenura, el dolor por opresión de órganos adyacentes, es también foco de innumerables problemas de salud.

En la práctica, se utiliza como criterio objetivo para definir estreñimiento, la frecuencia de la defecación, considerándose estreñido al individuo que realiza menos de tres deposiciones semanales. Sin embargo, este criterio no es suficiente por sí mismo, ya que muchos pacientes con estreñimiento refieren una frecuencia normal pero con otras molestias subjetivas, como un esfuerzo excesivo, heces muy duras o una sensación de evacuación incompleta.

En resumen el estreñimiento es un retraso del vaciado intestinal con pocas heces y duras debido a un enlentecimiento del tránsito intestinal.

 

CAUSAS GENERALES

Una de las principales causas del estreñimiento es un estilo de vida inadecuado, caracterizado  por mucho estrés, alimentación pobre en fibra, y sedentarismo.

Como Evitar el Estreñimiento

Prevención y Tratamiento del Estreñimiento

Otra de las causas más comunes está relacionada con el padecimiento de diferentes enfermedades, entre las que se considera como más frecuente la diabetes y las enfermedades de la tiroides.

También pueden producir estreñimiento algunos medicamentos utilizados para tratar el dolor, la depresión,  y enfermedades del corazón.

Cuando junto con el estreñimiento hay dolor, sangre en la deposición, o perdida de peso injustificada, la causa puede ser un tumor en el intestino.

 

Causas fisiológicas

Entre las causas fisiológicas se destacan:

  1. La falta de fuerza suficiente de los músculos del intestino para realizar las contracciones necesarias y expulsar las heces, denominado: Hipomotilidad intestinal
  2. La aparición de espasmos o contracciones involuntarias en una parte del intestino que retienen las heces, impidiendo una correcta evacuación. Hipermotilidad intestinal
  3. Los músculos del recto no producen el reflejo suficiente para una defecación normal o bien hay lesiones locales que provocan dolor.
  4. La no existencia de presión suficiente para evacuar.
  5. La presencia de lesiones internas o externas del intestino grueso o del ano, u obstrucción mecánica del colon o del recto.

 

Tipos de Estreñimiento:

  • Estreñimiento pasajero: Se presenta en forma temporal por una causa externa relacionada con un cambio de dieta, de ritmo de vida, vacaciones, estrés, falta de ejercicio, toma de un medicamento… Cuando desaparece esta causa, se retoma el ritmo normal.
  • Estreñimiento crónico o habitual: Se produce durante largos periodos de tiempo. En estos casos hay que establecer un diagnóstico para descartar que lo provoque una enfermedad y adoptar hábitos saludables que restablezcan el ritmo normal de la defecación.

 

Tratamientos

El tratamiento del estreñimiento depende fundamentalmente de la causa que lo produce.

La mayoría de las veces es suficiente con añadir fibra a la dieta, y tomar suficiente agua. Lo más aconsejable es un cambio en el estilo de vida, hacia una alimentación saludable y práctica de ejercicio frecuente.

Si la causa se relaciona con la toma de fármacos, y estos se pueden cambiar por otros, es aconsejable hacerlo.