Sistema Circulatorio

El aparato circulatorio cumple importantes funciones: sirve para llevar los alimentos  y el oxígeno a las células, y para recoger los desechos metabólicos que se han de eliminar después por los riñones, en la orina, y por el aire exhalado en los pulmones, rico en dióxido de carbono (CO2). De toda esta labor se encarga la sangre, que está circulando constantemente. Además, el aparato circulatorio tiene otras destacadas funciones: interviene en las defensas del organismo, regula la temperatura corporal, transporta hormonas, etc.

Productos para el Sistema Circulatorio

Sistema Circulatorio

Filtros activos